jueves, 28 de agosto de 2014

LA” CATEDRAL” PERDIDA DE SATEVO




Satevó, Satevó, Sa-te-vó,  Satevoooooooooooó.
 Retumba en mi cabeza tu nombre.  Se retuerce, se arrastra, salta,  me hace guiños, baila, se esconde  y, reaparece  con su triunfante sonrisa plateada.
Mañana será el día.
“Nathalie no vendrá mañana, parece que la fuerte presencia policial, de negro, enmascarados y armados hasta los dientes le ha quitado los ánimos de salir al monte”. Me comunica su marido ceremoniosamente.
 Ahora, antes de que anochezca,  tengo que ir a la búsqueda de panpan para mañana por este pueblo que en el pomposo supermercado solo tienen bollos y panes de plástico.
“Vaya al ladito de Doña Mica, allí hacen pan”, me dice un viejo somnoliento bajo una ceiba. Es un horno familiar de mujeres, pero han  vendido ya todo y nos mandan allá por el colegio Sor Juana Inés de la Cruz abajo, en una abarrotería-cantina. Nada aparte unos cuantos bebedores ensombrerados de mirada torva.  Y al saltar de la banqueta  (¿sería esa la de los lingotes de plata para los lindos pies del obispo de Chihuahua?),  dar la vuelta a la esquina, empezó la balacera: los federales perseguían a un hombre que se escapó como una exhalación por un callejón hacia el rio.
La gente desapareció, atrancó las puertas, pero al ratito pululaban con la calle como si tal cosa y yo con ellos corazón galopando. Me pido unos huevos rancheros puro fuego en lo de Doña Mica y me voy a mi cuarto colonial envuelta en las tinieblas y las carcajadas de un grupo de texanos.
Pronto de mañana bajo por el callejón que va al río Batopilas camino de Satevó. El sol lanza sus rayos con una rabia desmesurada al fondo ocre del cañón. La cabeza humillada, los ojos bajos camino de prisa  por esta carretera que ha resultado lengua de arcilla polvorienta sin sombra que la proteja. Ocho kilómetros escapando de mi torturador  y rebozada de vez en cuando con la polvareda que levantan los Nissan rutilantes sin matrícula.! @#&^% ¡ Repito como mantra para librarme del sofoco. Y, de repente, casi perdida la esperanza, aparece a lo lejos como espejismo, , la “catedral” de SATEVO. Cúpula, campanario,  blanca se yergue como dormida  cerca del río en medio de la nada amarillenta refulgente.



Quemados los archivos, nadie sabe la fecha de construcción ni su nombre verdadero, pero en el suelo hay una lapida  de 1881 de Martina Ontiveros, que nadie conoce. Unos santos artesanales me dan la bienvenida y descubro rastros de pinturas murales. Una misión más de los 200 pueblos que fundaron los jesuitas en esta zona hasta su expulsión en 1767 por orden del rey de España.
Al lado mismo del cardón que monta guardia en el atrio me encuentro a Martin dispuesto a llevarme de vuelta a Batopilas.
Por el camino recoge a dos muchachos extrañamente bien vestidos. “Por si acaso” Dice…
Por el camino no invita a dos muchachas. “Eso si que no, por seguro. Jajaja”. Dice quedito para su diente de oro brillantoso.
¡Ay, yayay, Martin!

FOTOS: Cortesia de GOOGLE

viernes, 22 de agosto de 2014

BATOPILAS (Mexico): LA PLATA DORMIDA







“Ya nos estamos acercando” me lanza Martin por encima del hombro. “No dirá que no he cumplido con mi palabra. ¡Aquí estamos enteritos! ¡Jajaja!”
De momento, me digo, esto no ofrece muchos encantos. Eso de PUEBLO MAGICO se lo han debido regalar por otros motivos menos visibles. Y enfilamos la carretera-calle principal en el fondo de la barranca a la hora de la siesta, o eso creía yo.
(Tabachin o flamboyán)
Una cúpula azul  lapislázuli brilla a los rayos del sol escapados de estos picos pelados de la SIERRA MADRE, y, de repente, aparece ante nosotros  una plaza sombreada  por TABACHINES centelleantes y CEIBAS poderosas recuerdo de ese Caribe del Golfo de México. Hace un calor  “caribeño”, pero de rio en este bellísimo infierno, donde, además, crecen aguacates, naranjas, limas, mangos y hasta zapotes.
(Ceiba)

Imposible parece que los “conquistadores” y con ellos los jesuitas llegaran a este sitio tan recóndito a principios del siglo XVI, convirtiéndose en 1632 en un importantísimo centro de minería de plata.
Y así pasaron los años descubriendo y abandonando minas; batallando con los indios que incomprensiblemente (decían los “civilizadores”) se resistían a aceptar el reinado de Cristo que el misionero catalán JOAN DE FONT había importado para salvar sus almas, y, el trabajo en minas y haciendas. que con tanto esfuerzo y generosidad intentaban implantar los colonizadores.


Muchas enormes fortunas se forjaron en estas tierras, pero ninguna como la de SHEPHERD, ex gobernador de Washington, a finales del siglo XIX, que revoluciono la minería de la zona procesando el mineral in situ y transportando la plata en lingotes a lomo de mula hasta CHIHUAHUA barrancas arriba.
1500 obreros, inauditos túneles de 70 metros, ascensores,  puentes, acueductos, 5000 habitantes y luz eléctrica  para competir con la capital federal. La que fuera residencia del rey de la plata, SHEPHERD, LA HACIENDA SAN MIGUEL, se muere recobrada por la jungla al otro lado del rio.

Pasamos la CASA BARFFUSON, la que fuera residencia del comerciante Angel Bustamante que compró un marquesado gracias a su mina de plata en el siglo XVIII y después de mucho recorrer hospederías y hoteles fantasmales nos quedamos tras dura argumentación en el Hotel Real de Minas: bello patio florido, habitaciones coloniales (dice la Doña) y café mañanero. De algo tenía que servir haber vivido tantos años en la India.
“¿No quieren ir cedazo en mano a la búsqueda de la plata dormida en el rio?”
Algunos  sueñan todavía.

FOTOS: Cortesía de GOOGLE

domingo, 17 de agosto de 2014

CON LAS “ADELITAS” DE CASASOLA



Salgo de buena mañana con un sol de justicia y me encaramo, paraguas bengalí en ristre, en la entrada del MUSEO MIRADOR del fuerte en este FUERTE mágico que me alberga.



AGUSTIN CASASOLA me espera.
El destino ha puesto en mi camino esta reveladora exposición de fotos, fiel testimonio  de la REVOLUCION MEXICANA de principios del siglo XX. Esta exposición itinerante del CIE proviene del Archivo de la FOTOTECA NACIONAL situada en el ex convento San Francisco de la ciudad de PACHUCA, donde el futbol es rey.
Y “EL PACHUCO Y OTROS EXTREMOS” era uno de los ensayos favoritos de mi adorado OCTAVIO PAZ sobre el carácter mexicano. Aquí una foto de estudio de CASASOLA.


 Sin embargo el PACHUCO parece definir a un joven de origen mexicano/hispano rutilante vestido con el “ZOOT SUIT”, cuyo origen estaría el EL PASO y no en PACHUCA.
Ay, ay, ay!!!!!! Esos eran otros tiempos

FOTOS:Cortesia de GOOGLE


viernes, 15 de agosto de 2014

EL CHEPE EN LA BARRANCA DEL ULTRA MARATON







Era una estación de tren en medio de la nada polvorienta y fría. Poco a poco van llegando adormecidos  algunos mochileros, unas cuantas familias locales, dos “ricos” para el vagón de primera clase.
Ahora, después de las lluvias
Abordo  dócilmente por la puerta señalada y me acomodo junto a una pareja de franceses que vienen de Baja California y serán mis compañeros de viaje hasta CREEL. Intercambiamos  secretos viajeros, consejos; nos ponemos al día de nuestra vida personal  antes de echar un sueñito para compensar el madrugón.
Túneles, puentes, bamboleos, corridas a las ventanas de izquierda a derecha para captar la grandiosidad del paisaje, desnudo en esta época del año. Así llegamos al DIVISADERO y aquello fue la desbandada general a través de las vías para asomarnos al abismo bajo la mirada impasible de las mujeres RARAMURI CON SUS “GORDITAS”.




 


“Ven, Nathalie, ¡rápido! Que ya está el tren poniéndose en marcha”. Las fotos las sacaras a la vuelta.
(Nuestro OWEN a la izquierda)
Entre bocado y bocado les cuento la vida del CHEPE. De cómo nació en 1928 de OWEN, un visionario norteamericano que soñaba con desarrollar una colonia socialista en lo que hoy es LOS MOCHIS, cerca del puerto de TOPOLOBAMBO. Funcionaria
. Sin dinero
. Prohibición de acumular riquezas. Reinversión de capitales en la comunidad
. Trabajo acorde a las capacidades personales
. 8 horas de trabajo/ocho horas de sueño/ ocho horas de cultura/diversión
En 1900 la experiencia fue abandonada tras graves vicisitudes, pero el ferrocarril siguió adelante hasta 1961 en que se completó.
 Hoy es una empresa privada con otros sueños. 
FOTOS:Cortesia de GOOGLE